Flujo circular de la renta

Los agentes económicos (economías domésticas o familias, empresas y sector público) mantienen entre sí relaciones circulares en las que el dinero fluye de manera continua.
Dichas relaciones se establecen a través de:

-El mercado de productos; mediante el cual los agentes económicos intercambian bienes y servicios a cambio de capital.
-El mercado de factores; lugar de intercambio, como su nombre indica, de los factores de producción: tierra, trabajo y capital.

 

 

Procedamos ahora a explicar cómo se relacionan entre sí todos y cada uno de los agentes económicos.
1. La primera relación se establece entre familias y empresas a través del mercado de productos.

La función económica de las familias, como agente económico, reside en la adquisición de bienes y servicios para satisfacer sus necesidades tanto primarias como secundarias. La de las empresas, por su parte, radica en producir los mencionados bienes y servicios que demanda la sociedad.

Las empresas los ofertan en el mercado de productos y las familias los adquieren a cambio de un capital que recibirá la empresa.

Por ejemplo, una familia requiere un ordenador y la empresa HP está ofertando algunos modelos en el mercado. La familia lo adquiere pagando el precio correspondiente a HP.

2. La segunda relación se da también entre familias y empresas, esta vez, en el mercado de factores.

Para adquirir bienes y servicios, las familias han de tener capital, es decir, una renta familiar. Ésta la obtendrán ofreciendo factores de producción (tierra, trabajo y capital) en el mercado de factores, pues las empresas necesitan mano de obra, materias primas y maquinaria para la producción de bienes y servicios, de modo que los intercambiarán con las familias a cambio de salarios, alquileres, intereses y beneficios.

Un trabajador oferta factor trabajo, por ejemplo, al enviar su currículum a una empresa que le contratará a cambio de un salario.

3. La tercera y última relación se establece entre el sector público, empresas y familias.

Empresas y economías domésticas pagan impuestos al sector público y éste proporciona a ambos agentes subvenciones, ayudas sociales, prestaciones, obras e infraestructuras públicas,…

El sector público también puede interactuar en el mercado de productos, adquiriendo u ofertando bienes y servicios, y en el de factores demandando tierra, trabajo y capital.

Si el sector público tiene necesidad de construir un polideportivo público en una zona perteneciente a un particular habrá de alquilársela o comprársela a dicho propietario, participando así en el mercado de factores.

Esta corriente continua e infinita de intercambio de dinero es la base de la economía moderna, sin embargo, se producen, en ocasiones, desaceleraciones u aceleraciones que provocan inflación y subida de precios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: